Como si de una reunión familiar se tratase (al fin y al cabo es un poco lo que somos, no?), nos sentamos al rededor de la mesa, con dulcecillos de la Ana e infusiones eco de la Reverde. Ambiente cálido en un día de lluvia y ronda de presentaciones para conectarnos aún más dentro de esta amplia familia constituida por grupos con representantes que van alternando, y con colectivos y vecinas que van y vienen, que la agenda de esta familiar suele estar apretada.

Pablo de la Corrala, mítico del barrio y todo un ejemplo de resistencia frente a la especulación; Cris de Som Energía y El Mercado Social, con sus siempre buenas vibraciones y esa actitud tan enérgica siempre dispuesta a conectar y dar vida a cualquier proyecto que cruce por su camino; Analías de Facua, una mirada imprescindible desde el vecindario y la personas consumidoras, con el amplio vagaje de su organización en muchos de los frentes que quiere intervenir Amor de Barrio; Esteban de Manuel, todo un referente en la ciudad en arquitectura, ecologismo y activismo barrial, promotor de Alcosa en Transición, iniciativa hermana nuestra; Jose María y Ester, vecinos del barrio y miembros de VEAN, agrupación de anfitriones que conservan la bella práctica de recibir a gente en sus casas alquilando habitaciones y permitiendo otras formas de habitabilidad y turismo que rompien con la mercantilización extrema de la ciudad de los pisos turísticos y Anna Elías, histórica ecologista, miembro de la red de consumo Sevilla Ecoartesana y de El Mercado Social, quien se manifestaba feliz de haber podido sumarse por fin al proceso…

Proceso siempre vivo y siempre en cambio, y por ello, Patri y Blanca, de La Transicionera y transitoriamente impulsoras de esta iniciativa, hacen un repaso de nuestro recorrido hasta aquí:

Los deseos de La Transicionera de impulsar un proceso de transición en Sevilla, la oportunidad de ponerlo en marcha gracias a la subvención No planet B de FAMSI, los preparativos y la presentación, la buena acogida mediática y de muchas vecinas y colectivos, los primeros debates y encuentros con colectivos, la jornada de energía y movilidad realizada junto la Asamblea Ciclista de Sevilla A contramano y la red Sevilla por el Clima, la de convivencia en el huerto, una jornada primera de trabajo para soñar y ésta para llevarlo a tierra

Y en estas estamos, a momento presente llegamos: ¿cómo pasar nuestros sueños….

“Un barrio verde, habitable, vecinal, familiar y con un turismo sostenible”

y

“Queremos un barrio en el que se utilicen energías limpias a nivel individual y colectivo (sobretodo en colegios) a través de un consumo responsable. Queremos disfrutar del espacio público reduciendo el tráfico y ampliando las zonas peatonales y verdes”.

… a una hoja de ruta y un plan de acción para materializarlos?

Con la perspectiva de objetivos MARTE, aquellos que son Medibles, Alcanzables, Realizables, Temporalizables y Específicos, cogemos nuestros post-it, que “si no hay post-it no es mi reunión” y a proponer…

  • La calle de detrás de la Muralla tiene ya un proyecto financiado para intervenir, ¿por qué no planeamos algo para incluir en dicho proyecto?
  • Aprovechar el trabajo que está haciendo Facua en Movilidad, consumo y energía para no partir de cero.
  • Hacer talleres en colegios, para fomentar la conciencia crítica y difundir las experiencias e ideas para la ciudad que existen.
  • Reivindicar la vuelta del Plan Centro con acciones de incidencia política.
  • Hacer talleres de ahorro energético, buena vecindad…, cuestiones de aplicación directa
  • Abrirnos a otras organizaciones sociales y políticas que trabajan materia de juventud, personas sin hogar, menas…
  • Poner en marcha un Cole en transición, con acciones como que vayan andando o en bici al colegio, que tengan un huerto, promover el autoconsumo y la bioclimatización, fomentar la alimentación saludable…
  • Hacer un mapeo de iniciativas ya existentes y visibilizar lo que ya hay.
  • Visibilizar nuestros deseos a través de acciones callejeras, con paneles y cartes con consignas.
  • Investigar sobre la piscina que había en la calle Alberto para hacerla pública.
  • Hablar con los coles para impulsar el autoconsumo, aprovechando la oleada solar de Som Energía.
  • Promover una cultura de transición, con acciones de formación y sensibilización a diferentes agentes y públicos del barrio.
  • Reverdecer el barrio.
  • Promover colaboración con actores sociales que están ya haciendo cosas, elaborar una agenda común.
  • Aprovechar las jornadas que está preparando VEAN para seguir debatiendo sobre turismo sostenible.
  • Incorporar la visión espiritual que está trabajando gente en el barrio, una visión alejada de las religiones tradicionales pero que aborda cuestiones interesantes.
  • Realizar paseos tipo Jane’s Walk
  • Hacer concurso de calles, casas, comunidades en transición.

Aquí lo dejamos porque llegó la hora y cada cual tenía que volver a sus otros hogares o quehaceres, pero hubo ganas e ideas que se quedaron en el tintero. Las facilitadoras de Amor de Barrio se ofrecieron a organizar las propuestas y volcarlas en un borrador de plan de trabajo que distinguiera objetivos de acciones y estrategias. La idea es seguir dándole forma en la siguiente convocatoria del día 30 de noviembre, donde tendrá lugar una jornada de formación en procesos de transición que concluirá con una reunión abierta de los grupos temáticos.

Son muchas las ideas y posibilidad y muchas más las manos que necesitaremos para darle forma y llevarlas a cabo si queremos lograr el impacto que buscamos en este plan de acción, pero la ruta no ha hecho más que empezar y esperamos seguir contagiando y haciendo crecer esta familia. Todo se andará poco a poco, o como dicen en la Casa Pumarejo que hoy nos cobija, “A su amor”…